Manuel Lozano es abogado por la Universidad Católica de Salta. También realizó estudios Manuel_Lozanode Posgrado de Especialización en Organizaciones Sin Fines de Lucro en la Universidad de San Andrés. Siendo mayor de edad, ingresó a Red Solidaria y llegó a ser director de la ONG por ocho años. Todo ese bagaje teórico y práctico le permitió animarse a impulsar la Fundación Si, una organización sin fines de lucro que impulsa diversos programas solidarios. Superó las tres décadas, es oriundo de Chascomús e incursionó en literatura al escribir “Te invito a creer”, un libro a beneficio del Centro Universitario desarrollado en La Puna.

 

¿Qué podría contarnos de la Fundación SI y qué campaña están impulsando actualmente?

Es un equipo de voluntarios que trabaja en la inclusión social desarrollando diferentes proyectos relacionados con problemáticas particulares. Tenemos un eje que tiene ver con las personas en situación de calle, donde están las recorridas nocturnas que se realizan los 365 días del año.

Ahí se hace un abordaje de cada uno de los problemas con los que nos vamos encontrando en la calle para que las personas puedan salir de ese lugar.

En lo que hace a la educación, contamos con la universidad que armamos en la Puna, en Abra Pampa, para las comunidades coya, dos residencias universitarias en Santiago del Estero para los jóvenes campesinos y una que estamos armando en La Rioja. Tenemos el banco de instrumentos musicales para aquellos chicos que sueñan con estudiar música y no tienen las posibilidades para hacerlo.

Además, contamos con un área destinada a las catástrofes naturales, a la que estuvimos reequipando con herramientas de trabajo a aquellas personas que fueron afectadas. Y otra para el desarrollo comunitario en los barrios, donde contamos con el programa “Si pueden”, emprendimientos productivos y toda la distribución de las donaciones que la gente nos hace llegar.

 

La tareas que realizan las distintas organizaciones, ¿no considera que deberían ser impulsadas desde el Estado?

No creo que sea así. Considero que cada uno de los integrantes de la sociedad tenemos responsabilidades y tenemos que cumplir con eso. Me parece que no todo es responsabilidad del Gobierno, que nosotros como parte de la sociedad también somos responsables. Después, obviamente, los grados de responsabilidad van variando de acuerdo al rol que cada uno cumple en la sociedad. Pero me parece que todos tenemos que trabajar para mejorar la realidad en la que vivimos. Sin dudas, si algunas de las cosas que hacemos, estuvieran mejor hechas desde lo público, serían más fáciles. Pero creo que hay que dejar de mirar siempre lo que no se hizo y pensar qué es lo que podemos hacer desde nuestro lugar.

 

¿Se considera un líder para los jóvenes?

Nosotros intentamos que la fundación esté abierta a todo el mundo. No importa la edad. La verdad que hay voluntarios de 8 años y también de 80. Hay muchos jóvenes, sí, por suerte. Eso nos encanta, pero creo que la riqueza está en la heterogeneidad. Que cualquiera pueda sentirse parte, que todo el mundo pueda venir a colaborar, sin importar la edad ni la formación que tenga. Claro que tengo 31 años y creo que mi generación, así como las que están por venir, tenemos una oportunidad enorme para modificar la realidad en la que vivimos y apuesto mucho a eso.

 

¿Qué condiciones le parece que debería reunir un líder?

Por un lado, debe tener los sentidos bien abiertos para ver, en nuestro caso, qué es lo que la realidad necesita. Qué es lo que hace falta. Capacidad de adaptación, porque la realidad va mutando todo el tiempo. Pero sobre todo, y algo clave, debe manejar una buena comunicación. Y no me refiero a una comunicación externa, sino a una interna, entre todos los miembros del equipo de trabajo. El hecho de poder encontrar lo mejor en cada una de las personas que integran el equipo es fundamental para que el equipo pueda dar sus mejores frutos.

www.fundacionsi.org.ar

© Todos los derechos reservados www.LideresArgentinos.com  / / Agosto de 2015