¿Cuáles son los temas pendientes para trabajar en Pilar?

Muchas obras de infraestructura. Necesitamos avanzar significativamente en la provisión de servicios básicos como el agua y cloacas; asfaltar una cantidad mucho mayor que las 9500 cuadras de tierra que tenemos en nuestros centros urbanos; lograr generar las vacantes para casi 3 mil chicos que no pudieron concurrir a escuelas iniciales por faltas de oportunidades; mejorar nuestro sistema de salud, avanzar en emergencias y guardias.

Tenemos un desafío enorme por delante, pero estamos entusiasmados que vamos bien encaminados y que vamos a poder materializar muchos de los cambios que los pilarenses esperan.

 

¿Que representa Pilar para la provincia de Buenos Aires?

Una fuerza innovadora y pujante que le aporta mucho a la provincia. El parque industrial más grande de  la provincia y de Argentina; la mayor cantidad de espacio recreativo, con canchas de fútbol, rugby, golf, polo, tenis; un lugar de crecimiento tanto residencial como en servicios casi incomparable en todo zona norte; tenemos más escuelas públicas y privadas; más universidades, más carreras.

Pilar es un faro, que ojalá vaya iluminando año a año mucho del desarrollo de la provincia de Buenos Aires, y que sea un ejemplo en tema de transparencia de gestión con buena gobernabilidad, institucionalidad, sobre todo en estos temas que tienen que ver más con cómo hacemos lo que hacemos.

 

¿Cómo construye liderazgo?

En la construcción del liderazgo hay cuatro factores fundamentales. Primero, la vocación de servicio. Esto es entender que uno lidera para servir y entregarse a otro, es el trabajo comunitario.

Segundo, hacerlo en un sentido horizontal, en equipo, con trabajo en conjunto, reconociendo que las capacidades o talentos que uno no tiene, los puede potenciar si encuentran a otras personas que sí pueden contribuir con eso.

Tercero, con una mirada de largo plazo en común, tratando de tener un horizonte, una visión de a dónde queremos ir, un norte que determine nuestras acciones cotidianas y que le dé sentido a nuestro quehacer.

Y cuarto, con un grado de transparencia, rendición de cuentas, honestidad, integridad en el ejercicio de la función de liderazgo donde uno ponga mucho más para dar de lo que piensa recibir, y que eso lo haga sin ninguna consideración, de modo que cuando uno se mire en el espejo, sepa que hizo lo correcto.

© Todos los derechos reservados www.LideresArgentinos.com  / / Agosto de 2017