Juan Carlos Pasmanpasman es periodista deportivo y abogado. Se lo conoce como “Toti”, trabaja en América y en FM Delta 90.3, donde realiza el programa Wake Up, que va de 7 a 9 de la mañana, desde mediados de 2013. Es padre de Julieta y del pequeño benjamín. Si bien trabaja en los medios hace muchos años, e incluso recibió un Martín Fierro de Cable en 2011 por su labor periodística deportiva en El diario de la tarde en A24, su nombre estuvo en boca de todos cuando Diego Maradona lo denostó públicamente en el Mundial 2010.

 

¿Cómo observa este momento del país?

La verdad que veo una transición. Un gobierno, el de Cristina, que se está despidiendo y alguno que llegará, a fin de año, que no sabemos cuál es. Y se muestran dos posturas muy marcadas. Los que, como la Presidenta, creen que está todo bien, que se hizo un montón de cosas buenas, y los que creen, y me incluyo, que se hicieron algunas cosas pero faltan un montón de otras. Cristina nos describió, cuando habló tres horas y cuarenta (en su último discurso en la Asamblea Legislativa), como si estuviéramos en Suiza y no vivimos ahí. Pero bueno, esa es mi opinión. Lo que me gustaría es una Argentina más segura, con más trabajo, con menos inflación, con menos pobreza y con más viviendas. Es un trayecto largo y ojalá que con el paso de los años se pueda lograr.

 

Después de lo ocurrido con la muerte del fiscal Nisman, ¿los periodistas tienen miedo de expresarse libremente?

Creo que siempre se corren riesgos. A veces no tu vida, como le pasó a Nisman, pero sí de perder un laburo. Hoy, en el trabajo sabes que hay mucha libertad de prensa y también mucha libertad de empresa. Hay oportunidades en las que se sabe que cuando das una opinión que no le cae simpática a alguien, o directamente antipática. Siempre fui de ir al frente, siempre, por suerte, trabajé con mucha libertad. Hoy la tengo en América, y lo agradezco, la tengo en Delta, que hago radio también, que es La Red. Me hace muy feliz poder trabajar con mucha libertad.

 

Esa libertad para opinar fue, seguramente, la que lo llevó a confrontar con Maradona. ¿Cómo fue ponerse en contra de un ídolo nacional?

En el lugar de contra me puso él con la famosa frase LTA (“la tenés adentro”). Yo fui crítico como fui siempre. He sido crítico de Bielsa, de Passarella, cubriendo mucho a la Selección en la cobertura de los Mundiales, que por suerte el trabajo me dio esa oportunidad. Y sentía que no podía dejar mi estilo duro, confrontativo, porque fuera Maradona el técnico de la selección. Y bueno, nada, hice mi laburo como lo hago siempre. Lo que pasa que, obviamente, cuando se critica a Maradona uno queda expuesto a lo que pasó en Montevideo.

 

¿Qué liderazgo lleva adelante en su trabajo?

Intento, más que nada, marcar una línea de mi comportamiento que pasa por no casarme con nadie. Eso es lo que intento. Decir las cosas, ir al frente como lo hice siempre. Criticar. Una vez leí un libro de (Horacio) Verbitsky, que me gustó mucho, que apuntaba a decir que el periodismo no está para ser jefe de prensa. Claro que hay cosas positivas que elogiar, pero me parece que nuestro trabajo es marcar lo que está mal. Para lo que está bien están los jefes de prensa. Para decir qué obra que hizo tal, los trenes que se inauguran, el proyecto que desarrolló Macri, están los jefes de prensa.

Nuestro trabajo es marcar las cosas negativas o que nos parece que están mal. Esa es la línea que trato de seguir haciendo mi periodismo. No soy soberbio para nada, sé que tengo un lugar pequeño, con humildad, y trato de ejercerlo lo mejor posible.

© Todos los derechos reservados. www.LideresArgentinos.com 2015.