Guillermo Montenegro es ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad Autónoma de montenegroBuenos Aires. Para asumir este puesto dejó su cargo de juez federal en 2007. Además es abogado, procurador y docente. Tiene 52 años y es amante del rugby. Para este año su objetivo político pasa por suceder a Gustavo Posse como intendente de San Isidro, localidad en la que vive hace más de veinte años con su familia.

 

 

¿Qué le pareció la reforma del Código Procesal Penal?

Creo que hacer la reforma de solamente una ley, me parece que no es lo apropiado. Hay que hacer una reforma integral del sistema jurídico penal de la Argentina, en el cual también debe haber una modificación dentro de la estructura procesal. Algunos de las cuestiones que se vieron son buenas,  otras no me gustan. Considero que el debate no es para hacerlo en una semana, ni mucho menos. Considero que hace 20 años no hay una reforma procesal. Con lo cual, sacar una reforma, de una semana a la otra, me parece que no es lo habitual. Es tan importante que amerita una discusión diferente. La idea de darle poder a los fiscales, en este caso puntual, tiene que ver con una cuestión política. Con el signo político del Procurador General de la Nación, lo cual me parece que hay que verlo con mucha cautela porque es una modificación para los próximos veinte años.

 

 

Usted dijo que al “motochorro” que tomó fama mediática lo hubiera dejado detenido. Sin embargo, no fue lo que pasó. En su momento fue apresado por reincidir. ¿Cómo se hace para cambiar la concepción que tiene la sociedad de que los ladrones entran y salen de la cárcel? 

Me parece que tiene que ver con los elementos que tienen los jueces para tomar decisiones. Pueden equivocarse o no, pero en definitiva planteé lo que hubiera hecho yo, lo que no quiere decir que no lo pueda hacer otro juez. Y eso va a seguir pasando porque la Justicia está operada por las personas, por más que sean jueces y sean elegidos. Por lo cual, creo que lo importante pasa por buscar los mecanismos necesarios dentro de una discusión seria de, si vas a modificar la ley, también capacitar más a las fuerzas de Seguridad, capacitar más al personal del servicio penitenciario, darle más elementos a la Justicia, darle más elementos al Ministerio Público. No es solamente una reforma legislativa la que va a cambiar la seguridad en la Argentina, sino toda una reforma integral. Porque es un tema transversal a las distintas áreas del Gobierno. Es como comprar el mejor auto y no ponerle nafta, o comprar el mejor, ponerle nafta y no ponerle un buen conductor.  Es todo un engranaje el que debe ser modificado, o por lo menos pensar que tenemos que modificarlo para vivir mejor.

 

 

¿Cómo observa la seguridad en la ciudad, como máximo referente de la temática en el distrito? 

Creo que uno nunca puede estar tranquilo con la seguridad. Se están viviendo tiempos de extrema violencia y eso tiene que ver, puntualmente, con la droga y con que ha bajado la edad de la gente que comete delitos. Se buscan conseguir droga o se actúa bajo los efectos de ésta. Creo que ha aumentado la violencia, no la cantidad de hechos. Igual es grave la situación que estamos viviendo. Hay que tener claro que en temas de seguridad uno nunca deja de trabajar. Vos no podes pensar que porque baje el delito, o porque en un área específica baje el delito, eso se va a acomodar. Hay que seguir trabajando, sobre todo cuando uno puede entender que en la seguridad uno de los principales problemas que se puede presentar es la desigualdad. Y estamos viviendo un momento de crisis económica y desigualdad que claramente pega también en la seguridad.

 

 

Desde su función, ¿qué liderazgo intenta desarrollar?

Uno trata de liderar con el ejemplo. Del ejemplo en el trabajo, de buscar referentes que a uno lo identifiquen. Creo que muchas veces el liderazgo puede ser por la palabra, puede ser por la actitud, por el compromiso al trabajo. Pero, básicamente, planteando cuáles son los valores que tiene que tener una sociedad. El respeto, la educación, la honestidad, esos son los valores que uno busca y trata de inculcar cuando a uno le toca conducir, en mi caso, la parte política de una Fuerza. Eso es lo que veo también con los líderes con los que me identifico. Considero que tiene que ver con el esfuerzo que hacen esas personas para que las cosas sean mejor. Y este es el punto más importante que intento desarrollar.

© Todos los Derechos Reservados www.LideresArgentinos,Com